Isla de Pascua Vía LATAM 7 Días / 6 Noches Desde $ 828.900

Incluye

  • Ticket aéreo Santiago/ Isla de Pascua/ Santiago vía Latam
  • Recepción con collar de flores y Traslados aeropuerto - hotel - aeropuerto
  • 6 Noches de alojamiento en Cabañas Rapa Nui Orito con desayuno
  • 5 comidas en restaurant Kuki Varua (no incluye traslados ni bebestibles) o
  • Tour de día completo Moai Aringa Ora con playa Anakena‚ incluye almuerzo
  • Tour de medio día Tangata Manu. Incluye Orongo
  • Tour de medio día Ahu Akivi (7 moais)‚ cavernas y Cantera de Puna Pau
  • Tasas de embarque e impuestos de ida y regreso

No Incluye

  • Cualquier servicio no específicado en el programa
  • Servicios adicionales en el hotel
  • Valor publicado es por persona en base a habitación doble
  • Las comidas son otorgadas en Restaurant Kuki Varua, típico restaurant Isleño ubicado en el centro de la ciudad. Menú fijo, No incluye traslados ni bebestibles.
  • Tarifa para pasajeros Chilenos, consulta tarifa para pasajero extranjero
  • Programa con salidas confirmadas y cupos limitados
  • Consute por otras alternativas de hotel
  • Habitaciones triples están compuestas de 2 camas dobles para compartir
  • Incluye Tasas de embarque y cargos aéreos. Total $ 19.564.-

Enero

9, 16, 19, 23, 26

Febrero

23

Marzo

2

Vuelo Ida

Santiago-Isla de Pscua LATAM 841 09:35 13:10

Vuelo Retorno

Isla de Pascua-Santiago LATAM 842 15:10 21:55

Vive una experiencia única este verano 2019 en Isla de Pascua.

Rapa Nui o Tepito Ote Henua (“Ombligo del Mundo”), como la llamaban sus antiguos habitantes, es la isla habitada más remota del planeta. No hay otra porción de tierra en el mundo tan aislada en el mar y esa misma condición le otorga un aura de fascinante misterio.

Es un Parque Nacional, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco, y que tiene de todo y para todos: playas con arenas de color rosa, como la de Ovahe, o de encanto paradisíaco como la de Anakena, volcanes y praderas para recorrer a pie o a caballo, flora y fauna marina para descubrir buceando, cavernas para recorrer en silencio, y moais que fueron testigos del auge y la caída de una sociedad estratificada y compleja.

En la isla se desarrolló una cultura compleja, que tras su apogeo cayó en la escasez de alimentos y las consecuentes luchas tribales. El espíritu de esta cultura sigue vivo en sus habitantes, su lengua, sus vestimentas, su música, sus bailes, su artesanía y sus comidas. Cada mes de febrero, la vuelta a las raíces alcanza su punto máximo en la Tapati, una fiesta de dos semanas cuyo corazón son las tradiciones y donde los rapanui se pintan el cuerpo como lo hacían sus ancestros, compiten en pruebas asombrosas, cantan, bailan y eligen a su reina. El resto del año el encanto de la isla no disminuye. Su clima es permanentemente cálido, su infraestructura turística y de servicios mejora sostenidamente y la tranquilidad y belleza del entorno, junto a la gracia de sus habitantes, hacen que uno quiera volver siempre.